Temporada de cría 2017

Como cada año, volvemos a los nervios de la cría, a las noches de insomnio, las horas de dedicación, al levantarse de madrugada a inseminar o a comprobar que los recién nacidos estén bien, al estrés por no olvidar ni un detalle, a la frustración cuando algo no sale como querías, a las semanas de impaciencia esperando que piquen los primeros pollos, a los nervios, a la impotencia cuando un pollo no sale adelante, al cansancio acumulado, a la decepción cuando algo no sale como esperabas… pero a la vez, a la ilusión puesta en tus animales, a la satisfacción del trabajo bien hecho cuando tras meses de mil quebraderos de cabeza empiezas a obtener las primeras recompensas y por encima de todo, a la alegría de ver como en poco tiempo un huevo que llegó fértil a la vida porque tú hiciste donar al macho e inseminaste a la hembra, porqué revisaste mil parámetros para asegurarte de que su incubación era óptima, finalmente culmina en ese momento mágico del PIP y ves por primera vez a un ser minúsculo que con fuerza y ganas pica el cascarón y sale de él buscando guerra. Vuelves a la alegría de ver como ese mismo pollo, al que has alimentado en incontables ocasiones con todo el cuidado del mundo, en pocas semanas se convierte en un depredador sin parangón, en un pájaro que fascina por donde pasa, en un AZOR con mayúsculas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s